Bankia y Banca Cívica saldrán a cotizar el 20 de julio a un descuento entre el 49% y 54% para el grupo de cajas liderado por Caja Madrid y Bancaja, y a un descuento entre el 47,5% y 60% en el caso de Banca Cívica.

Bankia saldrá a Bolsa con una valoración que representa entre 0,3 y 0,35 veces su valor contable antes de la ampliación de capital, lo que supone un descuento del 65% al 70% sobre el valor de los fondos propios previos a la colocación, que ascendían a 13.276 millones a 31 de marzo

Bankia no ha incluido en su folleto de salida a Bolsa previsiones de beneficios o de reparto de dividendo. Asegura que la estrategia de remuneración al accionista será la que apruebe la junta de accionistas y que se tratará de ajustar el pago a la estructura financiera, a los resultados del grupo y "al mantenimiento de unos ratios prudentes de recursos propios". La entidad también intentará que sus dividendos estén en "consonancia con otras prácticas del mercado y con compañías del sector".

Bankia colocará un 60% del capital entre minoristas y el resto a institucionales.

El caso de Banca Cívica, la banda de precios de 2,7 a 3,8 euros por acción implica una valoración previa a la oferta que va de 742,5 a 1.045 millones. Eso supone un descuento del 62% al 73% sobre los 2.778 millones de fondos propios de la entidad, es decir, de 0,27 a 0,38 veces el valor contable.

Los dividendos estarán condicionados a las limitaciones impuestas por el FROB y otras regulaciones, pero su intención es distribuir el 30% de su beneficio en dividendo. Eso sí, también se cubre las espaldas. "La sociedad no puede garantizar que en el futuro vaya a ser capaz de pagar dividendos o, en caso de hacerlo, que vayan a corresponderse con el porcentaje" prometido del 30%, advierte Banca Cívica.

Banca Cívica colocará un 48% de su capital entre minoristas y el resto a inversores institucionales.