Sara Pérez Frutos, directora general de Dracon Partners EAFI, comenta que “se está intentando allanar el camino para rescatar Grecia, un plan B".
"Los bancos franceses proponen comprar el 70% de la deuda griega que tienen pero a mayor vencimiento, a 30 años, lo que supone un balón de oxígeno. Esto podría ser una especie de reestructuración encubierta. También los bancos alemanes secundarán esta medida si obtienen garantías estatales”. Mientras, “bancos italianos y españoles, aunque tienen menor porcentaje de deuda griega, también respaldarían al resto de las entidades centroeuropeas”.

Esta semana la prima de riesgo española ha rozado los 300 puntos básicos y, “si se superaran estos niveles, estaría en el nivel de no retorno”. Además, “nos preocupa mucho Italia, porque, que haya superado ampliamente los 280 puntos básicos implica que hay desconfianza y miedo”. Por ello, Pérez Frutos dice que “Italia es el siguiente periférico más temido (después de Grecia) y es que, la Unión Europea no puede sobrevivir sin Italia y España fuertes”.

Con respecto a la próxima salida a bolsa de Bankia y Banca Cívica, la experta comenta que las oportunidades serán cuestión de precio. Recuerda que “ambas entidades han retrasado la decisión de salir a Bolsa esperando a ver el resultados de las medidas que se tomen en Grecia esta semana”.
En cuento a Banca Cívica, comenta que “se baraja que salga con un descuento mínimo de 30% sobre el valor en libros, a lo que está cotizando la banca mediana ahora. No están ofreciendo grandes descuentos”.
En Bankia recuerda que “el tramo minorista va a ser mayor, hasta un 60%, pero si no cuenta con el favor institucional, la salida no tendrá éxito”.

Además, “los precios con descuento a los que salgan Bankia y Banca Cívica a cotizar van a presionar mucho a las financieras cotizadas pues, si tienen que rebajar su valor un 50%, los bancos locales, excluyendo BBVA y Santander, se quedarían caros”.

En el mercado de los fondos de inversión, “los fondos de retorno absoluto, que buscan ofrecer rentabilidad pase lo que pase en el mercado, puede resultar una alternativa excelente a los fondos tradicionales, como los monetarios o de deuda”. En concreto, recomienda “el Julius Baer Absolute Return, que está consiguiendo, con una volatilidad muy baja, una rentabilidad del 5%”

Desde Dracon Partners recomienda al inversor que sea prudente e indica un rango para tradear en el Ibex 35: “entre los 9.800 y 10.200 puntos pero, en el momento en que rompa cualquiera de estas referencias, podríamos ver caídas más abruptas, que sería el caso de que los planes de rescate no se apliquen a Grecia; o bien, podríamos ver un escape alcista aprovechando el bajo volumen del verano si romper la resistencia de 10.200 puntos”.