Se deja más del 60% en bolsa en lo que va de año. Bankia sigue colocado en lo más bajo de la lista del Ibex35 – que recorta un 13% en el ejercicio- sin embargo los bandazos a los que está asistiendo el selectivo español, que le han llevado a consolidar los 7.000 puntos, han beneficiado a la entidad. Vuelve a colocarse por encima del euro. Y eso que hace tan sólo un mes muchos expertos no daban “ni un euro” por ella, valga tan manida expresión.
Es el valor más bajista del Ibex35. Eso, a estas alturas nadie lo duda. Sin embargo, a pesar de los presagios de muchos expertos de “valor cero” en la compañía, los últimos vaivenes del selectivo español han beneficiado – y mucho- a Bankia, que logra superar el euro. Y eso a pesar de que esta semana se conoció que S&P ponía en revisión a la entidad – junto a su matriz, BFA, Banco Popular e Ibercaja- para rebajar su posible calificación. Ayer los títulos de la entidad que preside José Ignacio Goirigolzarri hicieron oídos sordos y superan el 10% de revalorización, hasta los 1.15 euros.

Evolución Bankia en el último mes. Fuente: Bloomberg


Y eso que todavía queda mucho por hacer. De todos es conocido que en el mes de agosto, España cierra. No hay datos macro, no hay noticias y se da por hecho que todas las decisiones – en cuanto a solicitud de ayuda, compra de deuda e incluso inyección a los bancos – llegarán en septiembre. Sin embargo, ayer Europa Press señalaba que el gobierno de Mariano Rajoy estaría negociando contrarreloj con Bruselas una inyección express para la entidad de la que se desconoce la cuantía. Si bien, hay que recordar que el primer desembolso que hará Europa para la banca española será de unos 30.000 millones de euros. ¿Suficiente?

Jorge del Canto, analista independiente reconoce que en caso de rescate “el de España sería similar al de Irlanda. Sin embargo, los 100.000 millones del primer rescate de la banca no serán suficientes y será inevitable un segundo rescate para la banca porque esta cifra solo solventa sus necesidades a corto plazo”. Por ejemplo, “no tenemos seguridad de que con dar a Bankia 23.000 millones se solucione su situación y, además, podría liquidarse por unos 12.000 millones, con los que se ayudaría a las personas afectadas y no se llevaría el dinero una entidad para ver lo que hace con él”.



Y ¿cómo afectará esto a los accionistas actuales? Tal y como informamos en Estrategias de Inversión, el futuro pasa por dos supuestos. El primero sería la dilución: “Que los accionistas se diluyan y el nuevo accionista que mete dinero se queda con toda la empresa. Esto sucede en Bankia donde los accionistas tienen un valor que puede llegar a tener valor negativo y si no lo tiene, es por otras circunstancias”, reconoce Enrique Quemada, director de one to one. El supuesto dos pasa por pensar que habrá alguna esperanza en el valor. Especular, dirían algunos.

Si pensamos en los rescates que ha habido en Estados Unidos en bancos grandes – como Citigroup- en los que el Estado ha liquidado su participación pasados unos años con grandes ganancias, “es posible que asistamos a una recuperación de Bankia hasta los 1.50-2 e incluso los 2.5 euros”, reconoce Miguel Méndez, de Big Deal Capital. Eso sí, habrá que esperar como mínimo entre tres y cinco años. Más a corto plazo, “una vez superada la importante barrera del euro, siempre que los precios consigan mantener y consolidar dicho nivel, podrán acudir a resistencias secundarias en los 1.24-1.56 euros, respectivamente”, explica Juan Enrique Cadiñanos, jefe de mesa de Hanseatic Brokerhouse.

Bankia en gráfico diario


Como escenario alternativo “contemplaría la caída de precios hacia soportes de referencia (0,76€) siempre que pierda de nuevo la zona mencionada de 1,00€”. Para estar seguros, prosigue Méndez, sólo entraremos si supera los 0.83-0.85, con stop por debajo de los 0.72-0.73 euros y destinaríamos el 1% de nuestra cartera “porque podemos perder el 20%”.

Últimas recomendaciones sobre el valor. En rojo, cotización actual.  Fuente. Elaboración propia