El grupo estadounidense de servicios financieros Bank of New York Mellon registró pérdidas de 1.367 millones de dólares (965 millones de euros) al cierre de 2009, en contraste al beneficio de 1.387 millones de dólares (979 millones de euros) del ejercicio anterior, informó la entidad.
No obstante, el mayor banco custodio a nivel mundial registró un beneficio neto de 593 millones de dólares (419 millones de euros) en el cuarto trimestre del año, veinte veces más que en el mismo periodo de 2008.

"Hemos registrado un excelente crecimiento durante el trimestre en gestión de activos y patrimonio", dijo el presidente y consejero delegado de la entidad, Robert P. Kelly, quien, sin embargo, advirtió de que el entorno global de tipos de interés persistentemente bajos supone un reto para los ingresos del banco.