El grupo estadounidense de servicios financieros Bank of New York Mellon obtuvo un beneficio neto atribuible en el primer trimestre de 2010 de 599 millones de dólares (416 millones de euros), lo que supone un 73,6% más en comparación con los 322 millones de dólares (239 millones de euros) del mismo periodo del ejercicio precedente, según informó hoy la entidad en un comunicado.