El banco estadounidense Bank of America obtuvo un beneficio neto de 6.276 millones dólares (4.436 millones de euros) en 2009, un 56,5 más con respecto a los 4.008 millones de dólares (2.833 millones de euros) que logró en 2008, según informó la entidad en un comunicado. Sin embargo, si se incluyen los dividendos por acción preferente y el impacto negativo de la devolución de los 45.000 millones de dólares (31,810 millones de euros) prestados por el Gobierno dentro del Programa de Alivio de Activos Tóxicos (TARP), el banco registró unas pérdidas 2.204 millones de dólares (1.558 millones de euros), frente al beneficio de 2.556 millones de dólares (1.807 millones de euros) que obtuvo en 2008.