Banco Pastor ha re conocido que dedicó 2,93 millones de euros a compensar a clientes por la contratación de productos de inversión sin que fueran advertidos del nivel de riesgo que asumían en la comercialización.

"La suscripción por parte de determinados clientes de varios productos de inversión se realizó sin que, a pesar de que el nivel de riesgo del producto era superior al perfil inversor del cliente, se advirtiera al cliente de esta circunstancia", indica Banco Pastor.

Los clientes han sido compensados porque la contratación de los productos no estaba amparada por los contratos de gestión discrecional de  sus carteras.

Banco Pastor identificó estos internos de comercialización de productos de inversión a sus clientes entre enero y septiembre de 2008. Dichas incidencias motivaron la adopción de medidas para impedir que pudieran repetirse en el futuro y se ofreció una compensación a los clientes por el detrimento patrimonial padecido por la suscripción de los productos afectados, subrayó.