El Producto Interior Bruto de Rusia muy probablemente se contraerá un 4,5%en 2009, indicó el lunes el Banco Mundial en su informe semestral. Esta cifra supone una importante revisión de la anterior previsión del banco, que hablaba de un crecimiento del 3%, y duplica las previsiones más recientes del Gobierno ruso, que calculaba una contracción del 2,2%.  "La amplitud de la revisión refleja el empeoramiento de la economía mundial en los meses transcurridos", indicó Zeljko Bogetic, economista jefe del banco para Rusia, en el informe.  La nueva previsión del banco se basa en unos precios mundiales del petróleo que oscilarán este año en torno a los 45 dólares por barril, cerca de 30 dólares por barril por debajo del nivel que asumía el banco en su informe anterior, publicado en noviembre.