El presidente de Banca Popolare di Milano, Roberto Mazzotta, ha señalado que el banco, que va a fusionarse con Banca Popolare dell'Emilia Romagna, está dispuesto a comprar una participación en Mediobanca. La operación se llevaría a cabo sólo de cara a un proyecto industrial.
Y es que Banca Popolare di Milano no estaría interesada si se necesitan nuevos accionistas para garantizar el equilibrio de poder. Sin embargo, en una entrevista a Il Sole 24 Ore, el presidente de la entidad asegura que " si tienen un proyecto industrial para proponernos, estamos dispuestos a examinarlo". Mediobanca está controlado por un pacto accionarial que tiene un 52,7 por ciento del capital, pero recientemente dos de sus miembros, Unicredito Italiano y Capitalia, que van a fusionarse, han dicho que reducirán su participación combinada del 19 al 9,4 por ciento.