Al martes cerca del mediodía, General Motors había recibido la aprobación de un porcentaje inferior al 5% de los portadores de bonos para aprobar la oferta de la automotriz de una participación del 10%, informó Reuters, citando fuentes familiarizadas con la situación.  La mayoría de estos que aceptaron la oferta y han presentado sus bonos a cambio de acciones en un GM reestructarada fueron inversores minoristas, indica el informe.  GM enfrenta la fecha tope del martes a la medianoche para que logre que al menos el 90% de los tenedores de bonos participe en el canje de deuda por acción si la compañía desea evitar tener que acogerse al código de quiebras para el 1 de junio, lo cual es condición del grupo especial para el sector automotriz creado por el presidente Barack Obama.