La aseguradora británica Aviva anunció el miércoles que incurrió en una gran pérdida en el primer semestre debido a que el valor de sus activos descendió y a que tuvo pérdidas de explotación relacionadas con sus inversiones. La compañía incurrió en una pérdida bruta de 1.670 millones de libras en la primera mitad del año, frente al beneficio bruto de 2.030 millones que obtuvo en el primer semestre del año pasado, según el valor intrínseco europeo. Según las NIIC, Aviva tuvo una pérdida de 17 millones de libras, frente al beneficio de 1.198 millones de la primera mitad de 2007.