La compañía aseguradora británica Aviva ha anunciado que podría recortar hasta 1.800 puestos de trabajo en Reino Unido antes de finales de 2010 como parte del proceso de reorganización de su negocio asesorador en el país.