Desplome de las acciones de IAG. Los títulos de la aerolínea ceden un 5,60% hasta los 2,81 euros y ocupan la última posición del Ibex 35. Mientras, los de su filial Vueling retroceden tras superar ayer el precio de la OPA mejorada y recientemente lanzada por Iberia.

El sector de las aerolíneas cae con fuerza hoy en el Viejo Continente (es el sector que más cae en el EuroStoxx 600) arrastrado por el desplome de las aerolíneas asiáticas a raíz del rebrote de gripe aviar en China que ha reducido considerablemente el tráfico de viajeros al país. IAG no escapa de esta marea negra y cae con fuerza, pese a haber recibido la aprobación por parte de la CNMV de la oferta de OPA sobre Vueling a 9,25 euros. No obstante, el organismo ha abierto un plazo de una semana para que los interesados en mejorar esta oferta lancen sus propuestas.
A tenor de las llamativas caídas que experimenta hoy, los expertos de Renta 4 han pasado a recomendar infraponderar el título.

Técnicamente “aunque es un valor alcista para mantener posiciones, creemos que con unos stops bastante alejados no sería un buen momento por timing para abrir posiciones alcistas. Eso sí, en ningún caso es momento de abrir posiciones bajistas. El primer soporte lo encuentra en los 2,50 euros y 2,42. Mientras no pierda estos niveles, es alcista y se puede mantener en cartera”, afirma David Galán, director de RV de Bolsa General.

Además, recordemos que el 50% español de este holding, Iberia, sigue con un frente abierto: el ERE de personal de vuelo. A tenor de esto, Josep Prats, gestor de fondos de Abante Asesores, comenta que “la situación de cierto marasmo que tiene con toda la reestructuración de costes de Iberia me hacen pensar que no es de las compañías más interesantes a corto plazo. Esperaría a que se revierta el efecto de pánico sobre las aerolíneas, veremos si llegan a un acuerdo con el sindicato de pilotos y puede reducir sus costes. Un dato: Iberia tiene 20.000 empleados para manejar 100 aviones, mientras que Vueling tiene cerca de 1800 para 60 aviones, hay un trecho que recorrer por lo que el ajuste que tiene que hacer es muy importante”.

A pesar de los vaivenes de las últimas semanas, IAG es la acción que más se ha revalorizado de todo el Ibex 35 en lo que va de año. Ha subido cerca de un 30%. Lo sorprendente es que, desde que el pasado 9 de noviembre Iberia hiciera público el llamado Plan de Transformación, las acciones de IAG se han revalorizado un 32%. Curioso que esta subida tan vertical se ya haya producido en la época de vacas flacas de Iberia. Además, sobre él pesa la incertidumbre de la próxima salida de Bankia de su accionariado. La maltrecha financiera actualmente tiene 12% del capital de IAG

COTIZACIÓN IAG:



Entre tanto, Vueling retrocede a los 1,23 euros (cede un 0,32%) y abandonar por tanto el precio de la OPA, que sobrepasó ayer al cerrar en los 9,26 euros. La pasada semana el Consejo de Administración de IAG decidió aumentar de 7 a 9,25 euros por acción la Oferta Pública de Adquisición desde los 7 euros de la oferta precedente, la cual, fue rechazada por la compañía de Josep Piqué. Vueling tendrá que decidir si acepta esta oferta mejorada antes de finales de mayo (IAG también accedió a ampliar el plazo de aceptación de la oferta, que pasa de 39 a 48 días naturales).

Técnicamente, desde Cortal Consors creen que Vueling “la subida se mantendrá siempre y cuando no pierda el soporte de 8,85 euros. el RSI (índice de fortaleza relativa) se sitúa por encima de 70. El indicador de convergencia/divergencia de medias móviles (MACD) se sitúa por encima de su línea de señal y es positivo. Asimismo, la acción se sitúa por encima de su media móvil de 20 y 50 días (se sitúa a 8.58 y 8.08 respectivamente). Por arriba, su siguiente referencia técnica estaría en los 9,27 euros, aunque la superación podría tratarse de un movimiento especulativo, pues el precio de la OPA, (9,25 euros) sería un freno natural para el valor.

COTIZACIÓN VUELING:


Recordemos que IAG no retribuye a sus inversores. Iberia no reparte dividendo desde 2006, no ha variado su política desde la fusión con British Airways y, teniendo en cuenta la maltrecha situación económica que atraviesa la compañía, ni se plantea retomar los dividendos este año.