La siderúrgica ha dado a conocer sus cifras del primer semestre  del año en el que ha tenido unas ganancias de 3.057 millones de euros, por encima de los 2.324 millones de un año antes, mientras que cerró el segundo trimestre con una caída del 9,8% en su beneficio.

Tal y como ha comunicado la compañía a la CNMV, el resultado de explotación del segundo trimestre de 2018 ascendió a 2.400 millones de dólares; el resultado de explotación del primer semestre de 2018 se situó en 3.900 millones de dólares, lo que supone un incremento del 32,5 % en términos interanuales.

El EBITDA en el segundo trimestre ascendió a 3.100 millones de dólares, un 45% más respecto al primer trimestre del año  con un ratio EBITDA de 5.600 millones de dólares en el primer semestre.

El resultado neto del segundo trimestre de 2018 ascendió a 1.900 millones de dólares, un 56,4 % más que en el primer trimestre de 2018; el resultado neto del primer semestre de 2018 se situó en 3.100 millones de dólares, lo que supone un incremento del 31,5 % en términos interanuales.

El volumen de expediciones de productos siderúrgicos en el segundo trimestre de 2018 se situó en 21,7 millones de toneladas, lo que supone un incremento del 1,8 % con respecto al primer trimestre de 2018; el volumen de expediciones de productos siderúrgicos en el primer semestre de 2018 fue de 43,1 millones de toneladas, lo que representa un aumento del 1,3 % en términos interanuales.

El volumen de expediciones de mineral de hierro en el segundo trimestre de 2018 ascendió a 14,6 millones de toneladas, de las que 10,0 millones de toneladas fueron expediciones a precio de mercado (+5,4 % interanual).

La deuda bruta a 30 de junio de 2018 ascendía a 13.500 millones de dólares. El endeudamiento neto registró un descenso en el segundo trimestre de 2018, situándose en 10.500 millones de dólares a 30 de junio de 2018, frente a 11.100 millones de dólares a 31 de marzo de 2018, a pesar de nuevas inversiones realizadas en fondo de maniobra por valor de 1.200 millones de dólares.

ArcelorMittal retomó la distribución de dividendos en mayo de 2018 y procedió a la recompra de acciones por valor de 200 millones de dólares en marzo de 2018; la Sociedad asume el compromiso de incrementar sustancialmente la remuneración a los accionistas una vez que se haya alcanzado el objetivo de reducción del endeudamiento neto del Grupo.