Las principales bolsas europeas abren la sesión al alza, continuando con la tendencia que ya registraron en la sesión de ayer, tras la reunión de Trump y Juncker. Hoy la atención sigue centrada en la presentación de resultados; mientras que en el apartado macro la renta variable del Viejo Continente mira al otro lado del Atlántico, donde se publica el dato de PIB de EEUU del segundo trimestre del año.

Las bolsas europeas abren la sesión al alza

Apertura al alza en Europa, continuando con la tendencia de la sesión de ayer, en la que la renta variable del Viejo Continente celebró la tregua comercial entre EEUU y la UE, tras la reunión entre el presidente de EEUU, Donald Trump, y el presidente de la Comisión Europea (CE). Sobre la cita, de momento no hay ningún acuerdo en firme, pero sí se dijo, que había bastantes posibilidades de conseguirlo y que van a iniciar negociaciones serias.

“Mientras duren las mismas ninguna de las partes subirá aranceles a la otra y además en las discusiones se hablará no solo de los vehículos sino también de los aranceles del acero que impuso EE.UU”, subrayan desde Alphavalue.

Ayer tuvo lugar también la reunión mensual del BCE. Tal y como se esperaba, la autoridad monetaria mantuvo inalterados los tipos y el programa de compras.

Sobre la inflación, Mario Draghi dijo que confía en que siga convergiendo con el objetivo incluso después de la finalización del programa cuantitativo, pese a que la subyacente sigue estando de forma general muy baja, pero está mejorando desde los mínimos anteriores y después se incrementará de forma gradual a medio plazo. Cree que la incertidumbre acerca de las perspectivas de la inflación está desapareciendo. Añadió que se necesita cierto grado significativo de estímulo por parte de la política monetaria y que están preparados para ajustar todos los instrumentos como sea apropiado.

Terminó diciendo que no debatieron sobre las reinversiones del QE y tampoco creen necesario cambiar las perspectivas de movimiento de tipos, reafirmando que los tipos no cambiarán como mínimo hasta el verano que viene. El euro reaccionó con caídas.

Por otro lado, Michel Barnier, el negociador europeo para el Brexit, ha rechazado los planes de Unión Aduanera propuestos por Theresa May, lo que vuelve a complicar el asunto.

Así las cosas, Fráncfort sube un 0,16%; París, un 1,0%; Londres, un 0,25%; Milán, un 0,04%. El Euro Stoxx 50 repunta un 0,10%.

En la apertura de la sesión, el euro repunta frente al dólar y se intercambia a 1,165 billetes verdes.

En el mercado de materias primas, el precio del petróleo Brent de referencia en Europa cede un 0,12%, hasta los 74,75 dólares por barril.

El PIB de EEUU: la clave macro de la sesión

Hoy la atención en el Viejo Continente se centra en la presentación de las cuentas de compañías como L’Oreal, Danone, Basf, Renault o Saint- Gobain; mientras que en el apartado macroeconómico no hay referencias de relevancia.

La gran cita del día es la publicación esta tarde en EEUU de la primera estimación del PIB estadounidense, correspondiente al segundo trimestre de 2018. El presidente Trump y sus más allegados llevan días adelantando un gran dato.

En principio los analistas esperan un crecimiento anualizado el PIB en el mencionado trimestre superior al 4%. “Cualquier lectura muy por encima de lo esperado, algo que no descartamos, creemos que será bien acogido por los inversores, permitiendo un cierre semanal alcista en los mercados de valores occidentales”, subrayan los expertos de Link Securities.

En la sesión de ayer, Wall Street cerró con tendencia mixta. El Dow Jones avanzó un 0,44%; mientras que el S&P 500 perdió un 0,30% y el Nasdaq, un 1,01%, en contraste con el récord que se había anotado la jornada previa.

La fuerte caída, del 18,96%, de las acciones de Facebook, que mantienen una elevada ponderación en índices como el S&P 500 y el Nasdaq Composite, condicionó el comportamiento de los mismos, lastrando su evolución durante la sesión y llevándolos a cerrar con pérdidas.