La  entidad financiera irlandesa Anglo Irish Bank necesita una inyección de capital extra de 15.000 millones de euros para mantenerse a flote y dotar de credibilidad al sistema bancario nacional, anunció hoy su presidente, Alan Dukes.
Dukes, ex líder del opositor partido Fine Gael y gestor de la entidad por designación del Gobierno, efectuó esas declaraciones a la Radiotelevisión irlandesa (RTE), en la que calificó la situación del banco de espeluznante, pero realista.