La presidenta de Banesto, Ana Patricia Botín, negó hoy que la banca haya "cerrado el grifo" como consecuencia de la crisis económica, aunque admitió que "sí se ha ralentizado" el crecimiento del crédito, algo que calificó de "sano". Además, advirtió de que los bancos serán "prudentes" y "sólo los proyectos sólidos conseguirán financiación", para evitar la morosidad. Botín, que pronunció hoy una conferencia en el Forum Deusto, en Bilbao, bajo el título "España ante la actual situación económica y financiera: soluciones para tiempos difíciles", afirmó ante los asistentes al acto que "la banca sigue prestando". "No se ha cerrado el grifo, como se dice en algunas ocasiones. Es verdad que sí se ha ralentizado el crecimiento del crédito, algo lógico y sano", afirmó.