Ganar más, perdiendo menos. Podría ser la filosofía que mejor describe al fondo Amundi International Sicav. Un fondo que concentra actualmente el mayor peso de su cartera en la renta variable americana y cuyo objetivo es la preservación del capital a lo largo del tiempo. Para muestra un botón: a cierre de enero el fondo acumula una rentabilidad anualizada del 10.82%.
Un fondo a prueba del tiempo, y de la crisis. Con una rentabilidad anualizada del 10.82% a cierre de enero, frente al 4.92% del MSCI World (en dólares), y una volatilidad por debajo de la del índice – del 11.84% vs 18.62%- el Amundi Internacional Sicav se presenta como una de las opciones más repetidas en la muchas carteras.

Rentabilidades históricas en dólares desde su lanzamiento





Lanzado en Europa en 1996 el Amundi Internacional Sicav es el ejemplo de que es posible conseguir resultados sólidos en el largo plazo. Victoria Torre, responsable de análisis de Selfbank reconoce que la sicax luxemburguesa “es un clon del fondo americano First Eagle, que brilla por haber sido el que mejor supo desenvolverse en la crisis de 200-2002, dando retornos positivos en años de fuertes pérdidas para la bolsa”. Un fondo de valor agresivo “con la capacidad de ponerse en liquidez cuando ve el mercado complicado”.

Gráfico MSCI World –First Eagle Global Value


Si tuviéramos que definir la filosofía del fondo en una frase, sería la de “Ganar más, perdiendo menos”, algo que consigue a través de su estrategia y filosofía de inversión. El principal objetivo del fondo es la preservación del capital a lo largo del tiempo. Además busca buenos negocios a precios excelentes y/o negocios excelentes a buenos precios – empresas que han decepcionado temporalmente a los inversores, sectores en dificultades, compañías que el mercado pasa por alto…- con una gran flexibilidad en términos sectoriales, geográficos y de capitalización bursátil.



La responsable de Selfbank reconoce que otra de sus grandes estrategias es la “preferencia por el oro como activo alternativo a la renta variable”. Y es que la diversificación de la cartera, en activos como el metal brillante, bonos o efectivo, es uno de sus grandes potenciales. Eso sí, aderezado con una baja rotación de la cartera (<20%).
En este sentido, el mayor peso de la cartera se encuentra actualmente concentrado en renta variable americana (35%), acciones europeas (14%), bonos del estado (11%) y oro (10%). Sectorialmente, productos y material son los que más peso tienen (18%), seguido de industria (14%), tecnología de información (12%) y finanzas (12%). Entre sus mayores apuestas, en la actualidad encontramos: 5,80% en SPDR Gold Trust (US), 1,96% en Cisco Systems Inc. (US) y 1,86% en Secom Co. Ltd. (JPN).

En el gráfico inferior se muestra la posición que ocupa al Amundi Internacional Sicav, que combina una excelente rentabilidad con un estricto control de la volatilidad.

Posición competitiva a 10 años




Si quiere contratatar este fondo, puede hacerlo a través de Selfbank pinchando Aquí  o llamando al 902 888 888.