Amadeus pierde 95,3 millones hasta marzo por el impacto de la pandemia

Entre enero y marzo, los ingresos de Amadeus retrocedieron un 51,4% hasta los 496,7 millones de euros, mientras que el resultado bruto de explotación (ebitda) se desplomó un 84,6 % hasta los 53,7 millones de euros, según las cuentas remitidas por el proveedor de servicios tecnológicos para el turismo a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Por negocios, los ingresos de distribución descendieron un 57,9% hasta 192,5 millones debido a la caída de los volúmenes de reserva. Sin embargo, los ingresos por reserva aumentaron gracias al efecto positivo de las provisiones por cancelaciones y la menor contracción de otras líneas de ingresos.

Las reservas aéreas disminuyeron un 60,3% hasta los 33,8 millones, y aunque enero se vio afectado por el incremento de casos de covid-19 en todas las regiones, a medida que transcurrió el trimestre las tasas de crecimiento mejoraron gradualmente.

Por regiones, Norteamérica fue la que mejor se comportó con una caída de las reservas del 43,2% frente a 2020, mientras que Europa occidental, lastrada por el repunte de los contagios y las restricciones a la movilidad, así como Latinoamérica, registraron las peores tasas (-79,7 y -54,1%, respectivamente).

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

En el primer trimestre de 2021, los ingresos de soluciones tecnológicas se redujeron un 46,1% frente al mismo periodo de 2020, una caída inferior a la registrada en los volúmenes de pasajeros embarcados de aerolíneas de Amadeus gracias a la menor tasa de descenso en otras líneas de ingresos.

Entre enero y marzo, los pasajeros embarcados de Amadeus descendieron un 66,9% frente al mismo periodo de 2020 y todas las regiones, excepto Europa occidental, notificaron una mejora frente al último trimestre de 2020, sobre todo Norteamérica; centro, este y sur de Europa; y Oriente Medio y África.

La deuda financiera neta se situó en 3.045,4 millones de euros y la liquidez disponible a 31 de marzo de 2021 ascendió a aproximadamente 3.800 millones de euros.

Además, para proteger su negocio y prepararse para el futuro, los programas de eficiencia y recorte de gastos permitieron reducir los costes fijos en el primer trimestre en 92,8 millones, lo que supone un recorte del 20,4% con respecto al primer trimestre de 2020.