El grupo industrial francés Alstom ha anunciado que ha conseguido un contrato de 330 millones de euros para la construcción de una central de gas de 490 megavatios dentro del complejo siderúrgico de la compañía ThyssenKrupp CSA en Sepetiba, Brasil. La central, ubicada en el Estado de Río de Janeiro, funcionará a partir del gas de los altos hornos de la acería que la empresa siderúrgica va a construir en las mismas instalaciones.