El comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Joaquín Almunia, destacó hoy los riesgos para la estabilidad económica y financiera de algunos países de Europa central y del este, pero dejó claro que no tiene sentido un plan de rescate para toda la región. "La situación debe analizarse caso por caso", subrayó Almunia en una conferencia, dadas las grandes diferencias en la situación de los distintos países. Recalcó, en ese contexto, que la petición del Gobierno húngaro para que la UE ofrezca un paquete de ayuda a la región de entre 160.000 y 190.000 millones de euros fue rechazada, en primer lugar, por varios de sus países vecinos, que niegan que necesiten ese tipo de ayuda.