Los resultados de Almirall indican que la compañía va por buen camino, aunque hay riesgos en el crecimiento a largo plazo por los costes de I+D del bromuro de aclidinio, según Citigroup. La correduría sube el precio objetivo de 7,50 a 8,50 euros ante un posible cambio fiscal del sector, que sería favorable para Almirall, y mantiene la recomendación de comprar.