La aseguradora ha anunciado un descenso del 66% su beneficio por las provisiones realizadas por Dresdner Bank, filial de Allianz. Las ganancias se situaron en los 1.100 millones de euros, frente a los 3.200 millones del mismo periodo del año anterior. Un descenso peor de lo estimador por el mercado, que preveía un beneficio de 1.320 millones. Allianz ha recalcado que su objetivo de crecimiento del 10% para el próximo año todavía es “factible”, pese a los provisiones de unos 900 millones de euros realizadas por la entidad alemana Dresdner Bank.