La cotización del banco británico recorta posiciones y cede este martes más de un 4%, después de dispararse ayer un 52,79%. Se coloca en los 319 peniques, más cerca de los 317 peniques contemplados en la oferta de compra acordada con el Santander. En la última jornada, accionistas del grupo como Standard Life alentaron la opción de contraofertas, si bien desde el banco español concedieron pocas probabilidades de una oferta rival superior.