El gobierno alemán ve los primeros indicios que apuntan a una estabilización de la economía mundial, si bien los mercados financieros todavía no han tocado fondo. Según indicó hoy el secretario de Estado de Finanzas, Jörg Asmussen, en una rueda de prensa con vistas a la reunión ministerial del G-8 en Lecce (Italia) este fin de semana, aunque hay primeros síntomas de recuperación, sería precipitado hablar de un repunte sostenible. Para Asmussen todavía es pronto para poder predecir el momento y la velocidad en que se producirá la estabilización definitiva.