La canciller alemana, Angela Merkel, rechazó hoy la posibilidad de que la Eurozona emita sus propios bonos de deuda, alegando inconvenientes económicos para su país y problemas en el ámbito legal comunitario
 En el marco de un encuentro bilateral en Berlín con su homólogo polaco, Donald Tusk, la canciller se mostró claramente en contra de los eurobonos, una opción lanzada en diversos foros en los últimos días.

El primer ministro luxemburgués y presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, ha propuesto hoy la emisión de eurobonos para frenar la crisis de deuda de la eurozona, pero su plan ha chocado de inmediato con la oposición de Alemania. En una carta conjunta con el ministro de Economía italiano, Giulio Tremonti, publicada en el Financial Times, Juncker sostiene que la emisión de eurobonos enviaría un "mensaje claro" a los mercados y a los ciudadanos europeos sobre la "irreversibilidad del euro" y "detendría los problemas en los mercados de bonos soberanos".

El presidente del Eurogrupo pide que en la cumbre de líderes europeos que se celebrará el 16 y 17 de diciembre se apruebe la creación de una Agencia Europea de Deuda y se le dé el mandato de emitir gradualmente bonos por valor del 40% del PIB de la UE y de cada Estado miembro.