El Gobierno alemán de la canciller Angela Merkel no descarta que el Fondo Monetario Internacional (FMI) intervenga en la resolución de la crisis griega, según reconoció el portavoz del Ejecutivo, Ulrich Wilhelm. "Confiamos en el éxito de los esfuerzos de consolidación de Grecia. Las señales de los mercados de capitales han sido alentadoras en este sentido", dijo el portavoz, quien añadió que "el Gobierno no descarta el apoyo del FMI", aunque precisó que aún no se ha adoptado una postura definitiva sobre esta cuestión.