El Ministerio de Finanzas alemán ha manifestado que tal instrumento, en términos puramente teóricos y abstractos "sería muy problemático". Por su parte, la prensa alemana publica que el BCE podría estar pensando en una solución de este tipo.

El diario alemán Der Spiegel ha publicado que el BCE estudia una forma de reducir los diferenciales de deuda de los países de la zona euro estableciendo un tope en los tipos de interés. El Ministerio de Finanzas alemán ha manifestado ha manifestado que "en términos puramente teóricos y abstractos, tal instrumento sería muy problemático".

El rotativo germano, que no nombró a sus fuentes, aseguró en su edición de ayer que el BCE estudia una forma de reducir los diferenciales de la deuda estableciendo un tope en los tipos de interés, a fin de poder adquirirlos en caso de que sus tipos excedieran cierta prima respecto a los alemanes. A este respecto, el Ministerio de Finanzas alemán ha manifestado que no está al corriente de dicho plan, pero ha querido dejar claro que sería "problemático". "No conozco tales planes y no he oído nada", destacó en una rueda de prensa el portavoz del Departamento de Finanzas, Martin Kotthaus, quien agregó que "en términos puramente teóricos y abstractos, tal instrumento sería muy problemático".

A su vez, el BCE ha señalado que no hará declaraciones al respecto, aunque no ha desmentido la información del rotativo alemán. Según ha señalado un portavoz del BCE a Europa Press, es necesario esperar a la reunión del próximo 6 de septiembre para conocer si la entidad adopta nuevas medidas no convencionales.

Por su parte, el Bundesbank hace hincapié en su crítica a la decisión del BCE de comprar bonos soberanos de los países en problemas en su último informe económico, extraído del boletín correspondiente al mes de agosto. Según afirma el el banco central alemán, esta acción acarreará "como poco, sustanciales riesgos para la estabilidad política".