La canciller alemana, Angela Merkel, anunció el jueves que bloqueará la concesión de ayudas para combatir la crisis si no son para proyectos inmediatos en la cumbre de la Unión Europea de Bruselas. "Alemania sólo apoyará medidas que se refieran a proyectos que comiencen en 2009 o en 2010, no si se trata de respaldar iniciativas a realizar en 2013, cuando la crisis esté más que resuelta", subrayó Merkel en una declaración ante el Bundetag previa a la cumbre. La UE no ha logrado todavía ponerse de acuerdo sobre la parte del paquete de reactivación económica aprobado en diciembre, con un volumen total de cerca del 4% del Producto Interior Bruto de la Unión, que afecta a programas urgentes de infraestructuras y valorado en 5.000 millones de euros.