La aerolínea francesa Air France ha vuelto a subir el recargo por combustible que aplica a sus clientes, por segunda vez en menos de un mes, para compensar la subida del precio del barril de petróleo. Esta nueva subida se aplicará a partir de hoy viernes. El recargo aumentará en dos euros por trayecto para los vuelos domésticos y en cuatro euros para los vuelos de medio recorrido. En las rutas de larga distancia, subirá diez euros por trayecto. En el momento en el que el barril baje de los 110 dólares, la aerolínea se compromete a retirar la mitad de esta subida. De esta forma, la subida se quedaría en un euro para los vuelos domésticos, de dos euros para los de medio radio y de cinco euros para los de largo recorrido. El resto del aumento se mantendrá hasta que el barril no baje de los 105 dólares.