La compañía aérea Air France ha propuesto al SNPL, el sindicato mayoritario de pilotos, un calendario para cambiar las sondas de velocidad instaladas en los Airbus A330 y A340 después de que los pilotos rechazaran volar mientras no se modificaran los sistemas que permiten controlar la velocidad de los aparatos en las líneas de largo recorrido, según informan los medios galos. Aunque oficialmente no se ha confirmado ninguna de las hipótesis que se barajan como la causa del accidente que costó la vida a los 228 pasajeros del vuelo AF447 entre Río de Janeiro y París, el informe Acars (Aircraft Communications Addressing and Reporting System) enviado por el aparato antes de desaparecer de los radares atestigua fallos en los sistemas anemométricos.