Air France anunció el viernes que planea reducir su plantilla en unos 1.500 puestos con salidas voluntarias, en un intento de reducir los costes fijos y adaptar sus operaciones al menor tráfico de pasajeros y mercancías. El plan ha sido presentado ya a los representantes de los trabajadores y el calendario y los términos de la extinción de los contratos se negociarán a partir de la próxima semana con vistas a la presentación de un borrador al comité de empresa europeo el 21 de octubre, indicó la aerolínea en un comunicado.