El consorcio Air France-KLM podría suprimir 4.480 puestos de trabajo entre 2009 y 2011, lo que supone eliminar unos 2.000 empleos más de los inicialmente previstos, según publica hoy 'La Tribune'.