El fabricante estadounidense Boeing ha recibido un pedido del grupo Air France-KLM de nueve aviones 777 y siete 737 por un importe total de 2.700 millones de dólares. Los 777 están destinados a la francesa Air France y los 737 a su socia holandesa KLM.