Air France-KLM estimó que las condiciones que 'tenían que satisfacerse antes del lanzamiento de la oferta' no 'fueron satisfechas'.El grupo franco-holandés abandonó las negociaciones el 2 de abril
tras considerar inaceptables las condiciones impuestas por los sindicatos italianos, que pedían conservar el conjunto de las operaciones de la compañía.Sin embargo, cinco días más tarde, Air France-KLM expresó su determinación a seguir con la adquisición, considerando que su oferta era 'la única' capaz de devolver a Alitalia un 'crecimiento rentable rápidamente'.Reunión del gobierno en los próximos díasSegún medios italianos, el gobierno celebrará una reunión en las próximas 48 horas para examinar las consecuencias de la retirada de la empresa franco-holandesa, cuando Alitalia se encuentra al borde de la quiebra.La suerte de la compañía fue la semana pasada objeto de discusiones entre el gobierno saliente y el entrante para hallar una solución.Berlusconi se pronunció contra la venta a una compañía extranjera durante la campaña electoral, pero ahora aceptaba la posibilidad con condiciones.