El grupo aéreo franco-holandés Air France-KLM registró en los nueve primeros meses de su ejercicio fiscal, que finalizó el pasado 31 de diciembre, pérdidas de 868 millones de euros, lo que supone un incremento de 2,6 veces en los 'números rojos' del mismo periodo del ejercicio anterior (332 millones de euros). No obstante, el grupo destacó la existencia de "algunos síntomas de mejora" en su tercer trimestre fiscal gracias a la ligera recuperación del negocio de pasajeros, aunque "persisten las dificultades".