Air France-KLM ha suscrito una emisión de obligaciones por un importe de 700 millones de euros, con un plazo de vencimiento a siete años y un valor nominal de 50.000 euros, anunció la compañía. La emisión inicial de bonos no superaba los 500 millones de euros, aunque, según precisó la aerolínea en una nota, el interés de los inversores llevó a ampliar las obligaciones hasta los 700 millones finales. El interés será de un 6,78% anual, mientras que el préstamo se reembolsará en octubre de 2016. Tanto Air France como KLM garantizarán la operación, que será dirigida por los bancos BNP Paribas, Calion y Natixis, entre otros.