La mayor aerolínea europea, Air France ha obtenido un beneficio de 736 millones de euros en el segundo trimestre, frente a los 374 millones del mismo periodo del año anterior. Unos resultados que han estado por encima de las previsiones de los analistas, que estimaban cifras de 644 millones en positivo para la aerolínea. La compañía ha indicado que su beneficio se debe al aumento de las tarifas en los vuelos hacia Asia y Norteamérica.