La aerolínea franco-holandesa Air France-KLM lanzó hoy una advertencia de resultados en la que abandona su previsión de finalizar el ejercicio fiscal 2008/09 con beneficios operativos y calcula unas pérdidas de 200 millones de euros para el mismo. La compañía, que habla de un "sostenido descenso" del tráfico y demanda de los pasajeros, informó en un comunicado de que la evolución del resultado neto del grupo durante el presente ejercicio, que finaliza el próximo 31 de marzo, dependerá de la evolución del mercado. Según las cifras proporcionadas por la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA), el pasado mes de enero el tráfico de pasajeros registró una caída del 5,6%, y el de carga un 23,2%, y la aerolínea explica que el tráfico de Air France-KLM ha seguido una "tendencia similar" e informa de que las primeras semanas de marzo, que tradicionalmente suponen un incremento de la actividad, muestran una caída adicional de las reservas.