La aseguradora estadounidense AIG ha vendido su participación del 97,57% en su filial taiwanesa Nan Shan Life a un consorcio formado por el holding hongkonés Primus y China Strategic Holdings por 2.150 millones de dólares (unos 1.500 millones de euros).El consejero delegado de la aseguradora, Robert Benmosche, se mostró muy satisfecho de la desinversión , que forma parte de la estrategia del grupo de la venta de activos para devolver a la Administración estadounidense las ayudas que recibió cuando fue rescatado 'in extremis' en el epicentro de la crisis financiera.