La Agencia Internacional de la Energía revisó ligeramente al alza el jueves su previsión de demanda mundial en 2009 por primera vez en diez meses, en respuesta a las señales positivas de una posible recuperación económica. En su informe mensual del crudo, la AIE señaló que espera que la demanda de crudo mundial sea este año 83,3 millones de barriles diarios como promedio, lo que representa una revisión al alza de 120.000 barriles diarios frente al informe de mayo. No obstante, la previsión todavía es pesimista. Se espera que la demanda de este año caiga un 2,9%, en 2,5 millones de barriles diarios, según las estimaciones de la AIE. No obstante, la revisión alcista indica que el fuerte deterioro de la demanda de petróleo provocado por la peor recesión mundial en casi 80 años probablemente ha terminado.