El Juzgado de lo Mercantil número 9 de Madrid ha declarado en concurso voluntario de acreedores al balneario Aguas de Panticosa, propiedad de la inmobiliaria Nozar, que también está en situación de insolvencia, según consta hoy en el Boletín Oficial del Estado (BOE).