La compañía aérea rusa Aeroflot ha encargado al fabricante europeo Airbus 22 unidades de su futuro avión de larga distancia y capacidad media A350, en un contrato que incluye también cinco unidades del modelo de un solo pasillo A321. Aeroflot indica que los A350 que ahora encarga servirán para reforzar y ampliar su red de líneas de alta distancia, mientras que los A321 contribuirán a su programa de modernización de la flota de aeronaves en los trayectos de medias distancias. El precio de catálogo de los A350 oscila entre 199 y 258 millones de dólares cada uno.