El presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), Miguel Martín, abogó hoy por que las entidades que reciban inyecciones de dinero público porque se encuentran en una situación difícil se fusionen con otra para reducir el número de oficinas y redes bancarias y mejorar el sistema financiero en general. En un curso de la Universidad Internacional Menéndez y Pelayo (UIMP), el presidente de la patronal de los bancos defendió que las aportaciones de capital del Estado no sean para ayudar a entidades en particular sino para salvar al sistema financiero en su conjunto, que necesita reducir la capacidad instalada.