El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) ha aprobado licitar el suministro de gasóleo B para el transporte por ferrocarril en 2009 por un valor de 81,2 millones de euros. La compañía informó de que el consumo estimado para 2009 será aproximadamente de 100 millones de litros y que el contrato permitirá suministrar carburante a las diferentes empresas de transporte ferroviario. La licitación del contrato se ha estructurado por áreas de gestión, mientras que el presupuesto final se ha calculado en función de las previsiones de consumo para el año 2009. El contrato tiene por objeto el suministro de gasóleo B exento de impuestos especiales para su utilización como carburante en el transporte por ferrocarril, para los puntos de la red de aprovisionamiento de Adif y Renfe-Operadora, y en grúas porta contenedores, así como otros motores y vehículos no autorizados para circular por vías públicas.