La declaración final que suscribirán hoy los jefes de Estado y de Gobierno del G-20 en la cumbre de Londres incluye un acuerdo sobre el incremento de los recursos del FMI, la identificación de los países que realizan prácticas proteccionistas y el combate de los paraísos fiscales, según el borrador del texto. Las diversas versiones del documento que han circulado en las últimas horas en los medios británicos coinciden en que también habrá una regulación más estricta del funcionamiento de los bancos y de los bonos que perciben los directivos de las entidades. El Fondo Monetario Internacional (FMI) recibirá 500.000 millones de dólares (unos 373.000 millones de euros), que se suman a los 250.000 millones de dólares (187.000 millones de euros) ya comprometidos por los países del G-20, recursos que irán destinados a rescatar a naciones en emergencia financiera como los de la Europa del Este.