El mercado hipotecario español continúa "pisando el freno", ya que a finales de junio la cartera hipotecaria total existente en España se situaba en 992.104 millones de euros y había crecido el 19,7%, por debajo de la subida del 20,5% registrada en mayo y bastante lejos ya del 25,2% que creció en junio de 2006. Según los datos publicados hoy por la Asociación Hipotecaria Española (AHE), que se refieren a todas las hipotecas y no sólo a las destinadas a adquirir una vivienda, pese a que la cifra absoluta (992.104 millones) no deja de ser un récord, el crecimiento porcentual es el más bajo que se registra desde septiembre de 2002. Además, dice la AHE, que cita los últimos datos provisionales del Banco de España, la evolución del número de operaciones formalizadas también confirma esta desaceleración, ya que de enero a junio de este año se formalizaron 760.482 hipotecas, el 11,72% menos que las 861.417 que se firmaron un año antes.