El Consejo de Administración de ACS ha acordado destinar el 40% del beneficio de 2007 a retribuir a sus accionistas (pay-out), lo que someterá a la aprobación de la Junta General de 2008, informó hoy el grupo constructor y de servicios a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Asimismo, el consejo ha dado el visto bueno a la distribución de un dividendo a cuenta con cargo al resultado de 2007 de 0,75 euros por acción, que se pagará el próximo 15 de enero.
El pay-out previsto por ACS para 2007 supone incrementar en cinco puntos el de 2006, que fue del 35%. De acuerdo con la estimaciones hechas públicas por el grupo, ACS cerrará este año con un beneficio neto superior a los 1.500 millones de euros, lo que supone que el próximo año repartirá en concepto de dividendo más de 600 millones. De esta forma, el dividendo total que distribuirá ACS en 2008 con cargo a las ganancias de este año será de 1,75 euros por cada título, lo que supone un incremento del 40% con respecto a los 1,25 euros pagados con cargo al ejercicio 2006. En los últimos cinco años ACS ha ido aumentando su pay-out desde el 25% de 2002 hasta el 40% previsto para 2007, lo que representa un crecimiento medio anual de casi el 50%. Fuentes del mercado calculan que, al precio actual de la cotización de ACS, la rentabilidad por dividendo se situaría por encima del 4,1%, entre las mayores del Ibex-35. Las acciones de ACS cayeron en la sesión de hoy el 2,31% y se situaron en 42,35 euros.