Acerinox cierra los tres primeros trimestre del año con un beneficio de 157,4 millones de euros, lo que supone una subida del 253,7% desde los 44,5 millones logrados en el mismo período del año anterior. Se trata, por tanto, del mejor resultado a cierre de septiembre de la última década, según señala la compañía en un comunicado.
 

Durante este período, la facturación de Acerinox se sitúa en 3.511 millones de euros, superando en un 20% la cifra de 2.914 millones registrada entre enero y septiembre del año pasado. 

El EBITDA generado en estos nueve meses, de 369,9 millones de euros, crece un 66% en comparación con los tres primeros trimestres de 2016.

El tercer trimestre de 2017, comparado con el del año anterior, deja también un aumento de la facturación de un 6%. A pesar de ello, los beneficios se sitúan en los 6,64 millones de euros, frente a los 36 del tercer trimestre del año anterior, debido al descenso experimentado en los precios de las materias primas durante los últimos meses, que también ha afectado a los precios de venta del acero inoxidable. Esta situación fue anticipada por Acerinox durante la presentación de resultados del pasado mes de julio.

La producción de acería, 1.887.385 toneladas, se ha incrementado un 1% respecto a enero-septiembre de 2016. 

La deuda financiera neta del grupo que preside Rafael Miranda es de 697 millones de euros, 620 millones de euros a 31 de diciembre de 2016. Aumenta un 12,4% en el ejercicio después de los pagos acometidos y el mayor valor de las existencias del grupo, según justifican desde la compañía acerera.

La directiva muestra confianza en cuanto a la recuperación de resultados en el cuarto trimestre del año, tanto en actividad como en precios y márgenes. Las acciones de Acerinox caen más de un 2% en la bolsa este martes, hasta los 11,86 euros. 

Para Iván San Félix, analista de Renta 4 "los resultados han cumplido tanto nuestras estimaciones como las del consenso a nivel de ingresos y han quedado muy por debajo de lo previsto en el resto de magnitudes como consecuencia de la volatilidad de los precios de las materias primas, que han afectado a la demanda y sin grandes variaciones en los niveles de producción (en productos planos: acería +1,5%, laminación en caliente +1,3% y en frío -2,2% y en productos largos: -5,2% vs 2T 17). Los ingresos (en línea vs R4e y -1% vs consenso), EBITDA -29% vs est y -36% vs consenso y beneficio neto -56% vs R4e y consenso".