Un grupo de accionistas minoritarios de Funespaña manifestó hoy su preocupación por la gestión del vicepresidente ejecutivo, Juan Valdivia, quien se ha negado a aclarar sus conflictos de intereses en la presentación de las cuentas anuales de 2006. Según informaron en un comunicado, el presidente de la Comisión de Auditoría y Control dirigió en julio de 2007 un fax a Valdivia en el que le preguntaba si las empresas en las que tiene cargos administrativos competían directamente con Funespaña, algo que quedó sin respuesta de Valdivia hasta la fecha. El grupo minoritario de accionistas considera "inadecuado" no dar información a los accionistas y no facilitar las decisiones que afectan a la compañía.